20 de octubre de 2022 

Boletín: 144 

*** Con un concierto presentarán cuatro libros que enseñan a niños y niñas a tocar el contrabajo de manera sencilla y lúdica 

*** La cita es el domingo 23 de octubre, en el Auditorio Blas Galindo  

El Centro Nacional de las Artes (CENART), institución de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, será la sede de la presentación de los cuatro libros del método Contrabajo de colores, una iniciativa de la música e investigadora Pilar Gadea, quien, junto con Marco Antonio Quiñones, ha creado este material con el propósito de enseñar a niñas y niños a tocar este instrumento de manera sencilla y lúdica. La presentación estará acompañada de un concierto a cargo del ensamble infantil Los Chelos de Hamelin, el domingo 23 de octubre, en el Auditorio Blas Galindo. 

Este proyecto es realizado con apoyo del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales del Fonca y está dirigido a todas aquellas personas que se inician en el contrabajo, así como al público en general, ya que tiene como finalidad aumentar el número de intérpretes y deleitar a las y los amantes de la música con los audios que se encuentran en Spotify, grabados por el contrabajista Víctor Flores, primer contrabajo de la Ofunam. 

Pilar Gadea ha publicado métodos para el estudio del violonchelo, el violín, la viola y ahora el contrabajo, los cuales se utilizan principalmente en España, Venezuela, Estado Unidos, Argentina, Chile, Uruguay, Canadá y México. El método se basa en enseñar a tocar canciones tradicionales que las y los niños conocen, así como canciones originales destinadas a resolver problemas técnicos que frecuentemente se presentan en los primeros años. 

En el caso de Contrabajo de colores, el primer libro abarca la 1.ra y 3.ra posición. El segundo libro está diseñado para facilitar los cambios de la 3.ra la 6.ta posición. El tercer libro inicia los cambios a la posición de pulgar. El cuarto libro, además de profundizar en la práctica del pulgar, tiene ejercicios y piezas para tocar en todo el diapasón del instrumento. 

“La mejor compañía para un niño es un instrumento y la forma en que se interesen por tocarlo es asistiendo a conciertos, especialmente conciertos de niños para niños. Los Chelos de Hamelin es una orquesta formada por niños y adolescentes que en esta ocasión acompaña al maestro Víctor Flores, primer contrabajo de la Ofunam y solista reconocido. Cuando los niños tocan un instrumento, además de desarrollar sensibilidad, coordinación, etcétera, desarrollarán conexiones en su cerebro que sólo con la música suceden”, explica Pilar Gadea. 

“Los métodos para instrumentos de cuerda De colores tienen opciones de melodías populares y composiciones para los niños y estudiantes jóvenes, son evocativas, conmovedoras y a menudo divertidas, irradian calor y energía al mismo tiempo que ejemplifican la comprensión de que el aprendizaje nunca debe ser aburrido o simple repetición. Estos libros, atractivamente presentados, integran la alegría de la música con el desarrollo gradual de la técnica”, considera David Waterman, violonchelista del Endellion Quartet. 

Bernard Salles, compositor, contrabajista y director, señala que los contrabajistas jóvenes encontrarán en estas colecciones una enseñanza completa para iniciar bien su instrumento: piezas del repertorio popular u originales, cada uno con una dificultad técnica particular. “El gran interés pedagógico de esta obra es ofrecer a los jóvenes músicos la posibilidad de poder interpretar enseguida melodías sencillas, cuyo carácter melódico facilita enormemente la memorización y el entrenamiento del oído, cosas esenciales para cualquier buen músico”. 

El concierto-presentación Contrabajo de colores se llevará a cabo el domingo 23 de octubre, a las 18:00 h, en el Auditorio Blas Galindo. Los boletos tienen un costo de $150 pesos y están a la venta a través del sistema Ticketmaster y en las taquillas del CENART. Más información en cenart.gob.mx