bestiaenjardin

La Corrala del Mitote regresa al Centro Nacional de las Artes

*** La obra Una bestia en mi jardín, de Valentina Sierra, se presentará del 22 de febrero al 1 de marzo
*** Del 6 al 16 de febrero se ofrecieron funciones de Las preciosas ridículas, con la Compañía Nacional de Teatro del INBAL

El escenario itinerante La Corrala del Mitote regresa al Centro Nacional de las Artes (Cenart) para presentar propuestas teatrales dirigidas a toda la familia. La oferta inicia en febrero con las obras Las preciosas ridículas, de Jean-Baptiste Poquelin Molière, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL); y Una bestia en mi jardín, escrita y dirigida por Valentina Sierra.

La obra Una bestia en mi jardín, escrita y dirigida por Valentina Sierra, con la dirección musical de Yurief Nieves, ofrecerá temporada del 22 de febrero al 1 de marzo, los sábados y domingos, a las 12:00 horas.

Una bestia en mi jardín cuenta la historia de Damián, un niño de 7 años que vive en un refugio para migrantes junto a su mamá, quien diario cocina enormes ollas de comida para regalar a los viajeros. Un día Damián descubre que cerca de su jardín pasa la enorme bestia de la que muchos hablan. En medio de encuentros y despedidas descubre las diferentes caras de esa bestia y le surgen nuevas y más complejas preguntas.

Las preciosas ridículas, una obra que cuenta con la adaptación y dirección de Octavio Michel, se presentó del 6 al 16 de febrero. Se trata de una obra ágil y divertida en la que los personajes discriminados buscan venganza y justicia, inmersos en una época en la que, como sucede actualmente, quienes se sienten disminuidos ante la sociedad se cubren de presunción y pedantería para disimular su temor, deficiencias y verdaderos deseos.

La Corrala del Mitote es un escenario itinerante que temporalmente se ubica en la Plaza de la Música del Cenart. La entrada general es de $30 pesos. La cita es en Río Churubusco 79, colonia Country Club, entre las estaciones del Metro Ermita y General Anaya. Estacionamiento gratuito.