exodoswebb

El complejo fenómeno de la migración en Yucatán, a escena

*** Luis Martín Solís dirige Éxodos, una obra que aborda la historia de los yaquis y los coreanos que llegaron a ese estado
*** Poco se ha dicho de este fenómeno migratorio en el terreno escénico, dice el director
*** Ofrecerá temporada en el Foro de las Artes del Cenart, del 25 de julio al 11 de agosto

Surem es un indígena yaqui que está sentado en el muelle del puerto de Progreso esperando el barco que lo llevará de regreso a su tierra, Sonora, de donde fue secuestrado y vendido por el gobierno porfirista para trabajar en las haciendas henequeneras de Yucatán. El barco nunca llegó y miles de yaquis regresaron caminando a casa, pero otros no. Una mirada a ese complejo fenómeno de la migración ofrecerá la obra Éxodos, que bajo la dirección de Luis Martín Solís se presentará del 25 de julio al 11 de agosto en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Convencidos de que la migración es un fenómeno global que tiene múltiples causas y que en Yucatán hay una larga historia sobre el tema que se remonta, por lo menos, desde principios del siglo XX, Luis Martín Solís, Erika Torres y Ana Cervera –está última aportó la investigación histórica−, crearon la dramaturgia de esta obra que se centra en la migración forzada de unos ocho mil yaquis y cerca de mil coreanos que fueron enganchados para trabajar en las haciendas henequeneras en esa época de esplendor del oro verde, el Sak-ki.

“Poco se ha dicho sobre la migración forzada en el terreno escénico. De ahí la necesidad de abordar esta temática en un momento en que los ánimos se han exacerbado sobre su existencia en una región cada vez más cosmopolita. Nada más importante que conocer esas historias para entender las nuevas situaciones de movilidad social y su aceptación o rechazo”, explica Luis Martín Solís.

La investigación consistió en entrevistar a descendientes de yaquis y coreanos para recolectar sus historias y crear una nueva narrativa que abreva del testimonio, el dato duro histórico y la ficción escénica y poética. Al final es presentada de manera fragmentaria con distintos lenguajes escénicos: teatro, danza, poesía y multimedia para bordar los fragmentos de estos éxodos del sureste mexicano. “En este terreno de la teatralidad es donde queremos explorar cómo la diversidad racial e interculturalidad y van dando forma y nutriendo a toda una sociedad”, indica el director de la puesta en escena.

Éxodos está compuesta por dos historias: El barco y el cementerio de moluscos, que aborda las historias de los yaquis que no regresaron a Sonora y formaron una familia en Yucatán y poco a poco perdieron su lengua; y La trata amarilla y el capataz, en la que se hace una ficción de uno de los coreanos en la cantina El Chemulpo, nombre del puerto coreano de donde salieron hacia Yucatán.

El elenco de Éxodos está conformado por Erika Torres, Carlos Caballero y Rebeca Ruiz Guerrero. Luis Martín Solís ha dirigido una docena de óperas, así como obras de autores como William Shakespeare, Tirso de Molina, Miguel de Cervantes, Luis Buñuel, Hugo Hiriart, Maribel Carrasco, Ad de Bond, Suzane van Louhizen, Juan Villoro y Jorge Ibargüengoitia, entre otros.  Algunos de sus trabajos se han presentado en Estados Unidos, Canadá, Suiza y Colombia. Por seis años fue director invitado en Middlebury College Vermont, en Estados Unidos.

La temporada de Éxodos se llevará a cabo del 25 de julio al 11 de agosto, los jueves y viernes a las 20:00 h; sábados a las 19:00 h; y domingos a las 18:00 h, en el Foro de las Artes del Cenart. Es una obra recomendada para mayores de 15 años y los boletos tienen un costo de $100, con promoción de jueves de teatro a $30. Estacionamiento gratuito.