operaomniaweb

El Cenart exhibe Opera Omnia, reproducciones en alta resolución de algunas de las pinturas más importantes del Renacimiento italiano

*** Tras el éxito en 2015 de Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible, llega a este recinto una nueva exposición
*** Sesenta piezas en tamaño real de Giotto di Bondone, Piero della Francesca y Sandro Botticelli
*** Las reproducciones se exhiben en las galerías y el vestíbulo del Auditorio Blas Galindo del Cenart, del 21 de marzo al 16 de junio

El Centro Nacional de las Artes (Cenart), en colaboración con la Rai (Radiotelevisione Italiana), presenta la muestra Opera Omnia. Las obras de arte en la era de la reproducción digital II, la cual consta de 60 reproducciones digitales en alta resolución y tamaño real de pinturas y frescos de tres grandes artistas del Renacimiento italiano: Giotto di Bondone (1267-1337), Piero della Francesca (1412-1492) y Sandro Botticelli (1446-1510).

La exposición reúne obras maestras del patrimonio cultural italiano que se encuentran en diferentes recintos y cuyo valor, monetario e histórico, hace imposible su traslado. Opera Omnia permite apreciar dichas piezas en las que incluso es posible percibir los detalles más pequeños por el efecto del paso del tiempo en los originales, lo que en muchas ocasiones es difícil de observar en los museos, frente a cada pintura.

Opera Omnia constituye una continuación de Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible, la exitosa exposición que en 2015 atrajo al Cenart a 186 mil 14 visitantes de manera gratuita, durante 94 días. En dicha muestra se exhibieron 57 reproducciones digitales de pinturas y frescos de los artistas mencionados.

En esta nueva exhibición se busca además difundir la importancia de dichas obras y proponer una reflexión sobre el Renacimiento y su influencia en la historia de la civilización y el arte. Este movimiento, que surgió en Europa Occidental, se desarrolló aproximadamente desde finales de los siglos XIII hasta el XVI y se caracterizó por un auge en la cultura, la ciencia y la filosofía humanista, mientras que en el arte predominaron los ideales clásicos, la búsqueda de la belleza, el equilibrio y la armonía.

Giotto di Bondone, Piero della Francesca y Sandro Botticelli son tres artistas representativos de este gran movimiento cultural que marcó el final de la época Medieval y el inicio de la Edad Moderna. Giotto es un ejemplo de esta transición, sus obras muestran un lenguaje figurativo y un acercamiento temprano a la noción de perspectiva que perfeccionaron sus sucesores.

Piero della Francesca se sitúa como transmisor de valores clásicos y en sus cuadros resaltan rasgos profundamente religiosos que adaptó de manera consciente a los modelos antiguos, mientras que Botticelli es un símbolo de la pintura italiana del siglo XV, con un dominio de la armonía y la perspectiva que conjuntó con el uso de significados religiosos y alegóricos, así como referencias a la mitología grecorromana que se han convertido en una característica principal de su legado.

Opera Omnia es una iniciativa en la que la tecnología digital actúa como poderosa herramienta de acceso a la cultura y el arte, posibilitando el acercamiento a obras maestras resguardadas en diversas partes del mundo, o que son imposibles de trasladar por su alto costo de gestión, administración y conservación.

La reproducción de obras de arte no es algo nuevo. Después de la invención de la fotografía, a inicios del siglo XX, se discutió en torno a estas reprografías como una práctica que desde un principio incidió en las formas de hacer y ver el arte. No obstante, una de las grandes limitantes de las imágenes que circulan a diario es que su calidad y tamaño son insuficientes para mostrar los detalles o la complejidad de los originales. En este contexto, la Rai tiene un proyecto mediante el cual crea réplicas en alta definición y tamaño real de importantes pinturas, a fin de que el público pueda apreciarlas de manera más completa y directa.

Para lograr estas reproducciones se combinan diferentes procesos, tanto analógicos como digitales. En la primera fase se lleva a cabo el registro de cada pintura en una diapositiva, a través de cámaras fotográficas de alta definición. El catálogo de imágenes se enfoca solo en la obra, dejando de lado elementos como los marcos o, en el caso de los frescos, parte de los muros; incluso se aumenta la iluminación para diferenciar la reprografía digital del original. La segunda fase consiste en realizar una reproducción fotográfica que se elabora a partir de la diapositiva original.

Para esto se hace una copia digital de la fotografía en positivo, de tal forma que pueda manipularse desde una computadora y hacer la revisión del color. Después, esta copia digital se imprime con las medidas originales, utilizando una impresora láser de gran tamaño y muy alta resolución. En la última fase la impresión obtenida se pega sobre una superficie rígida y transparente, a fin de que permita proyectar luz desde su parte posterior, y de ese modo, genere el efecto visual característico de estas piezas.

A la fecha, diversas reproducciones logradas a través del proyecto de la Rai han recorrido ciudades de Italia, Estados Unidos y México, como una iniciativa que busca democratizar el arte y convertirlo en “un medio de comunicación masiva”. En este sentido, la idea de generar obras digitales de gran calidad que se trasladen a nivel mundial pretende difundir el conocimiento y la experiencia del arte, haciendo de la tecnología un recurso habitual e imprescindible para el acceso a la cultura.

Programa público

En el contexto de Opera Omnia también se presentará un amplio programa con diversas actividades complementarias que ofrecerá a los visitantes espacios de reflexión sobre las distintas temáticas en torno al movimiento cultural que surgió en Europa Occidental.

La coordinación de Exposiciones del Cenart llevará a cabo el foro de discusión Opera Omnia. Una mirada al Renacimiento: lecturas y conversaciones, con el objetivo de motivar una lectura contemporánea del movimiento cultural y científico que tuvo lugar aproximadamente entre el siglo XIII y el XVI.

Mediante cinco sesiones guiadas por especialistas que inician el jueves 28 de marzo y se prolongan hasta el 8 de mayo, se propondrá un diálogo sobre la influencia que tuvo el Renacimiento en el desarrollo de épocas posteriores, ya que todavía en la actualidad se considera un punto de referencia para comprender la historia del pensamiento occidental.

Para los amantes del cine se tiene contemplado un Ciclo de cine comentado que se realizará del 26 de marzo al 22 de mayo, en el que se abrirá un espacio de reflexión sobre la vida y pensamiento de los artistas renacentistas, así como del contexto en el que se desenvolvieron.

Se tiene contemplada la siguiente selección de películas: El Decamerón (1971), director Pier Paolo Pasolini; El Evangelio según San Mateo (1964), director: Pier Paolo Pasolini; Las aventuras del Barón de Munchausen (1988), director: Terry Gilliam; El paciente inglés (1996), director: Anthony Minghella; así como los documentales Summa pictórica. El Renacimiento italiano (1999); y Violencia y belleza: los dibujos de Botticelli para La Divina Comedia (2001).

Del 12 de abril al 30 de mayo se llevará a cabo un ciclo de seis conciertos con ensambles y agrupaciones, en su mayoría creadas por estudiantes de instituciones como el Conservatorio Nacional de Música y la Escuela Superior de Música del INBAL, que utilizan instrumentos del Renacimiento, como el laúd, la viola da gamba, la flauta de pico, el clavecín y el arpa. El propósito es mostrar cómo este periodo aún tiene influencia en las formas de hacer y comprender la música contemporánea.

También se realizará el conversatorio titulado Perspectivas de la música antigua y del Renacimiento, en el que se ofrecerán tres charlas entre el 2 y el 16 de mayo, cuyos ejes temáticos abordarán la importancia de la música antigua en la época actual, la divulgación y creación de nuevos públicos interesados en la salvaguarda de la música antigua y cómo se desarrolla la formación y especialización en este género musical.

Finalmente, también se contará con un programa de Visitas guiadas en las que, a partir de un contexto general de la pintura del Renacimiento en Italia, se explicará cómo los artistas Giotto, Piero della Francesca y Botticelli lograron desarrollar teorías sobre la perspectiva, la geometría y la mitología, las cuales quedaron plasmadas en sus obras. Estos recorridos estarán a cargo de la Coordinación de Exposiciones y se realizarán los sábados 6 y 20 de abril, 4 y 25 de mayo, así como el 15 de junio, a las 12:00 horas, con una duración máxima de 90 minutos.

La exposición Opera Omnia. Las obras de arte en la era de la reproducción digital II, permanecerá en exhibición hasta el 16 de junio de 2019, con un horario de visita de martes a domingo, a de 10:00 a 17:30 horas. La entrada es libre. Para consultar detalles ingresa a la página que tiene toda la información sobre esta exposición:  https://operaomnia.cenart.gob.mx