slide shangai

Los solistas y ensambles de la Orquesta china de Shanghái llevaron al Cenart su Elegancia oriental

*** Se llevó a cabo el domingo 14 de octubre, a las 13:30 horas, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes
*** Un puente cultural entre ambas naciones que logra trascender las barreras del lenguaje y la distancia

A pesar de que China está a miles de kilómetros de México, su música tradicional logra trascender las barreras del lenguaje y la distancia. Así lo demostró el concierto de entrada libre Elegancia oriental, a cargo de solistas y ensambles de la Orquesta china de Shanghái, que se llevó a cabo el domingo 14 de octubre, a las 13:30 horas, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Este concierto, que se convierte en un puente cultural entre ambas naciones, estará conformado por música de cámara china. Cada pieza, que fue interpretada por solistas o ensambles de la Orquesta china de Shanghái, expresa concepciones artísticas y significados que distinguen a los diversos lenguajes musicales.

Caracterizado por la rica herencia de la cultura tradicional china, así como por las expresiones modernas de la música contemporánea, el programa Elegancia oriental se ha presentado en Alemania, Bélgica, Chile y Tailandia, entre otros países.

El concierto comenzó con un ensamble que interpretó la obra clásica A Moon-lit Night on the Spring River, que con sus notas largas devela la armonía y belleza de la música clásica de este país asiático.

Los conciertos para flauta Journey to Suzhou y Joyful Reunion combinan ingeniosamente el dinamismo y la tranquilidad. El solo de pipa The Ambush of All Sides demuestra las impresionantes habilidades de la artista y representa vívidamente cientos de años de herencia en la historia de China, mientras que A Rose for You presenta la ligereza y el espíritu entusiasta de la pipa como instrumento tradicional chino.

Los solos de sheng Shanxi Melody y Sabre Dance, mezclados con elementos de la ópera china y el drama del baile occidental, reflejan un encanto único que permanece. El concierto de Zhong Ruan y percusiones Silk Road and Camel Bell describe el exótico glamour de la antigua Ruta de la Seda, mientras que el solo de erhu Ten Thousand Steeds Galloping y el de Zhonghu The Charm of Fiddle fueron tocados por Ma Xiaohui, una virtuosa de este instrumento, reconocida internacionalmente, seguido por Blossoming con Zheng y percusiones junto con un quinteto en Flying Bees, presentando una muestra pintoresca de la combinación entre la música china y extranjera.

El enérgico poder de los conciertos de suona Birds Paying Homage to the Phoenix y Picking the Ripe Dates fue un éxito entre la audiencia y la música de ensamble en Joy y Blooming Flowers and Full Moon ilustró perfectamente las poéticas emociones chinas e intereses estéticos al balancear la belleza de la melodía y su concepción artística con los detalles de la música tradicional china.