ginasteraweb

Ginastera 101, celebración de uno de los músicos más destacados de Argentina

  • El Cenidim y el Centro Nacional de las Artes presentan una charla-recital y un concierto, a cargo del pianista Alejandro Cremaschi
  • Cremaschi es reconocido como especialista en el legado de Alberto Ginastera

Para conmemorar el 101 aniversario del natalicio del compositor argentino Alberto Ginastera (1916-1983), el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Centro Nacional de las Artes (Cenart) realizarán una charla-recital y un concierto en los que se revalorará el legado de uno de los músicos más destacados de Argentina.

El jueves 20 de abril, a las 18:00 horas, en el Aula Magna José Vasconcelos, se llevará a cabo la charla-recital Trascendiendo fronteras: el americanismo de los 12 preludios americanos, Op. 12 para piano de Alberto Ginastera; mientras que el sábado 22 de abril, también a las 18:00 horas, se ofrecerá un concierto de piano en el Auditorio Blas Galindo, ambas actividades a cargo del pianista Alejandro Cremaschi, especialista en Ginastera.

La charla-recital se enfocará en los 12 preludios americanos, compuesta por Ginastera durante un momento muy auspicioso en el que su carrera adquiría un perfil más internacional. Dichos preludios evidencian a un creador que experimenta con nuevos estilos compositivos, en un esfuerzo consciente por trascender el nacionalismo regionalista de sus obras más tempranas hacia un lenguaje americano más amplio. Esta presentación incluirá la ejecución íntegra de los 12 preludios e información histórica y estilística sobre el autor y su legado.

En el concierto del sábado 22 de abril, Alejandro Cremaschi ofrecerá un programa titulado Facetas del nacionalismo musical argentino: obras para piano de Alberto Ginastera y contemporáneos, que está conformado por las obras Bailecito y gato, y Sonatina en sol mayor, de Carlos Guastavino (1912-2000); Tres piezas (Cuyana, Norteña y Criolla), de Alberto Ginastera; y Milonga sureña, de Juan José Ramos (1930-1995).

También se escucharán Verano porteño y Milonga del ángel, de Astor Piazzolla (1921-1992); Suite de danzas criollas, de Alberto Ginastera, así como La luz se esfuma en las esquinas y Los ojos de la sombra (De Crepúsculos de la ciudad), de Luis Jorge González (1936-2016).

Es decir, el programa presenta música para piano de distintos compositores nacionalistas de Argentina, con especial énfasis en las creaciones de Alberto Ginastera. Para Alejandro Cremaschi, el nacionalismo musical argentino no debe ser considerado una corriente “monolítica”, al contrario, considera que a través de casi dos siglos de música en Argentina, diversos músicos han incorporado elementos nacionales de raíz heterogénea y los han expresado de distintas maneras y con diferentes técnicas.

“El interés por crear una música nacional se hizo evidente alrededor del primer centenario de la independencia argentina, 1910, con autores tempranos tales como Julián Aguirre y Alberto Williams, los que expresaron el nacionalismo con técnicas del Romanticismo. A partir de ese momento el número de creadores que abordaron temáticas nacionales se multiplicó, tomando distintas formas y siguiendo caminos dispares. El programa de este recital no intenta mostrar un panorama completo de esta evolución, sino más bien unos pocos ejemplos de la diversidad de acercamientos que se registraron a partir de la década de 1930”, señala el pianista.

El compositor Alberto Evaristo Ginastera nació en Argentina el 11 de abril de 1916. Estudió piano y composición en el Conservatorio Alberto Williams y en el Conservatorio Nacional en Buenos Aires. Ya desde sus tempranos años como estudiante recibió premios y reconocimientos por sus composiciones.

Un hecho definitorio en su desarrollo ocurrió en su adolescencia, cuando asistió a la ejecución de La consagración de la primavera (Le Sacre du Printemps), obra revolucionaria de Stravinsky y momento que él mismo describió como “un shock –algo nuevo e inesperado–”. Otro acontecimiento que lo marcó fue escuchar al pianista Artur Rubinstein tocar el Allegro Barbaro de Béla Bartók en Buenos Aires, lo que describió como “una revelación”.

Oriundo de Mendoza, Argentina, el maestro Cremaschi fue invitado por la editorial Carl Fischer Publications para realizar una nueva edición, revisada y anotada, de los 12 preludios americanos, Op. 12, de Ginastera, que fue impresa y lanzada en octubre de 2016. Esta nueva edición reemplaza la realizada por el compositor en 1946 y contiene una grabación de los preludios realizada por el mismo Cremaschi.

Las dos actividades de Ginastera 101. Conmemorando una vida en la música, son de entrada libre. El Cenart está ubicado en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan, col. Country Club, entre las estaciones del Metro Ermita y General Anaya. Estacionamiento gratuito.