sante

Ricardo Osorio “El Niño” abrió el ciclo Quejío Flamenco en el Cenart

  • Presentó temporada de estreno de Santé… [dicen que el vino es bueno para el corazón], del 14 al 16 de octubre, en la Plaza de la Danza
  • Una reflexión intimista, emotiva y emocionante que nace del corazón de un gran intérprete

Con un espectáculo íntimo y emotivo creado e interpretado por uno de los bailaores mexicanos más destacados de la escena actual, la Compañía INTERflamenca abrió este 14 de octubre el ciclo Quejío Flamenco 2016, con el estreno de Santé… [dicen que el vino es bueno para el corazón]. La Plaza de la Danza del Centro Nacional de las Artes (Cenart) recibió este montaje a cargo de Ricardo Osorio “El Niño”.

Bajo la dirección escénica de Priscila Imaz, este espectáculo muestra el universo del coreógrafo a través del lenguaje con el que ha aprendido a entenderse y a ver la vida: el baile y el cante flamenco, que se conjugan con inquietudes, anhelos, sueños y metas dando forma a un apasionado camino de vida.

Acompañado por José Díaz “El Cachito” al cante, Anwar Miranda a la guitarra y Aldonza Campos a las palmas, en Santé… [dicen que el vino es bueno para el corazón] Ricardo Osorio “El Niño” da vida a un espacio de exploración creativa donde comparte, dice y muestra su mundo a través de su particular sensibilidad y lo que considera “humano y verdadero”.

Con apoyo del Programa México en Escena del FONCA, INTERflamenca regresa al Cenart con esta nueva producción que presenta en el marco de las actividades que realiza este 2016 por sus tres lustros de actividad artística; trayectoria que se ha distinguido por promover e impulsar el interés por esta expresión de tradición y linaje, y por “hablar desde el flamenco hecho en México” con una singular visión interdisciplinaria y experimental que integra la danza, el arte sonoro, la música electrónica, las artes visuales, la multimedia, el teatro y el performance.

Ricardo Osorio “El Niño” es originario de la Ciudad de México. Comenzó sus estudios en danza flamenca con el maestro y coreógrafo Ricardo Rubio, complementando su formación con clases de danza contemporánea y de ballet en la escuela del Ballet Teatro del Espacio. Posteriormente tomó clases en España con destacados exponentes de la danza española, como Cristóbal Reyes, “La Tati”, María Juncal, Merche Esmeralda, Rafael Campallo, Javier la Torre, Manuel Liñán, Marco Flores y Alfonso Losa, entre otros.

Fue invitado a formar parte del espectáculo Sangre Viva con Ricardo Rubio, a los que le siguieron Maestranzas, Cardamomo, 25 pasos para llegar a un zapato, Geometría Molecular de la palabra Tiempo y, actualmente, del elenco de 7 formas de sacarle sonido a la tierra.

A lo largo de su trayectoria ha colaborado en distintas obras, espectáculos y compañías como la ópera Carmen y el espectáculo Goya, dirigidos por la coreógrafa María Antonia “La Morris”; la ópera La vida breve y el montaje Acoplados, bajo la dirección y coreografía del bailaor malagueño Paco Mora; y Llanto, bajo la dirección de Juliana Pulford, entre otros.

“El Niño” se ha presentado en las principales temporadas, festivales y foros de México, como el Teatro de la Danza, Teatro Jiménez Rueda, Centro Nacional de las Artes, Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, Palacio de Bellas Artes, Auditorio Nacional, Teatro Juárez (Guanajuato), Teatro Principal (Zacatecas) y el Teatro Bicentenario (Texcoco). Ha participado en múltiples giras realizadas en Querétaro, Morelos, Michoacán, Sinaloa, Quintana Roo, Campeche, Veracruz, Puebla, Jalisco, Baja California Norte, Tamaulipas e Hidalgo.

En el extranjero, su trabajo interpretativo y coreográfico se ha podido ver en Spanish Opera Season (Toronto y Waterloo, Canadá); National Arts Center, Arts Court Center, Ottawa University y Canadian Museum of Civilization (Ottawa y Montreal, Canadá).