howard

Más de 14,000 personas celebraron con el Cenart el 20 aniversario del Festival Internacional de Piano En Blanco & Negro

  • A lo largo de 20 conciertos ofrecidos por 21 pianistas de 12 países, sonaron 31 horas de música
  • La curaduría artística de Lázaro Azar conjugó varias de las obras más destacadas de la literatura pianística con algunas que muy rara vez se escuchan en vivo
  • Se conmemoraron el 160 aniversario de la muerte de Schumann y los 150 del nacimiento de Busoni, el primer siglo sin Granados y los primeros 100 años de Ginastera y Jiménez Mabarak
  • El festival también incluyó clases magistrales, conferencias, conciertos didácticos, sesiones de escucha en torno al piano y un ciclo de cine

La vigésima edición del Festival Internacional de Piano En Blanco & Negro que organiza el Centro Nacional de las Artes (Cenart), fue una fiesta musical protagonizada por 21 pianistas y 14,500 personas que asistieron a conciertos, clases magistrales, conferencias, conciertos didácticos, sesiones de escucha en torno al piano y un ciclo de cine, así como las que siguieron las transmisiones en vivo de los conciertos. Fue, como lo prometía el eslogan de este año, la apoteosis del piano.

El Festival inició el 1 de septiembre con el mexicano Rodolfo Henkel Guerrero, ganador del primer lugar en el VIII Concurso Nacional de Piano Angélica Morales-Yamaha 2016, y concluyó el 16 de octubre con el extraordinario concierto que brindó el reconocido pianista australiano Leslie Howard, quien en 2011 logró un récord sin igual entre los pianistas: grabar 99 discos (para  el sello Hyperion Records) que contienen toda la música para piano que escribió Franz Liszt, incluyendo 17 obras para piano y orquesta.

Entre esas fechas también se presentaron pianistas que por primera vez visitaron México, como Stephen Hough, Sara Davis Buechner y Carlo Grante, así como jóvenes brillantes como Ji, Maria Tretyakova y Emanuele Delucchi. También se presentaron ganadores de prestigiosos concursos internacionales como Seta Tanyel, Jeffrey Swann y Alberto Nosè y fuimos testigos del regreso a nuestro país de artistas tan afamados como Santiago Rodríguez y el mítico Leslie Howard.

En total participaron 21 pianistas de 12 países. La lista la completan Jorge Federico Osorio, Fernando García Torres, Arturo Nieto, Matthew Graybil, el Dúo Guevara-Zhelezova, César Reyes, Evgeny Genchev y Javier Negrín. La curaduría artística estivo a cargo del pianista y crítico de música Lázaro Azar, quien convocó a un equilibrado ramillete de pianistas que interpretarán algunas de las obras más destacadas de la literatura pianística, incluyendo varias páginas fundamentales que muy rara vez tenemos el privilegio de escuchar en vivo.

Los 20 conciertos sumaron la interpretación de un total de 154 obras de 45 autores. Sonaron 31 horas de música con las que además se conmemoraron el 160 aniversario de la muerte de Schumann y los 150 del nacimiento de Busoni, nuestro primer siglo sin Granados y los primeros 100 años de Ginastera y Jiménez Mabarak.

Los pianistas César Reyes, Javier Negrín, Citlalli Guevara y Slavina Zhelezova ofrecieron sendas clases magistrales que beneficiaron  a más de 70 estudiantes de música de diversas instituciones, así como a los alumnos de la Escuela Superior de Música que se encuentra en el Cenart.

Además de los asistentes al Auditorio Blas Galindo para disfrutar de los conciertos, más de 6,800 personas siguieron el festival desde sus casas y lugares de trabajo, gracias a las transmisiones vía streaming que realizó el Canal 23 del Cenart, a través de la plataforma interfaz.cenart.gob.mx. Al respecto, nuestros seguidores en las redes sociales nos dejaron múltiples mensajes como estos: “Escuchar esto y transportarte a otro lugar, eso es magia” (Neto Montes); “Gracias por compartir esta maravillosa transmisión, seguiré hasta que termine el Festival” (Keta Llanas); “Amaría estar ahí pero me tocó trabajar, sin embargo les agradezco el compartir esa bella música, así la disfruto desde mi trabajo” (Mark Kent).

Las transmisiones vía streaming de los conciertos del Festival Internacional de Piano En Blanco & Negro fueron seguidas en diversos estados de la República Mexicana, como Estado de México, Baja California Sur, Puebla, Veracruz y Chihuahua También se conectaron desde países como Italia, Estados Unidos, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

Para acompañar a La apoteosis del piano, el Cenart preparó un programa denominado Artefacto, el cual presentó conferencias, conciertos didácticos y sesiones de escucha en torno al piano para ofrecer al público diversos elementos que le permitieran disfrutar más del Festival Internacional de Piano En Blanco & Negro.

En Artefacto ofrecieron conferencias especialistas como Juan Arturo Brennan y María Elena Anguiano, se realizaron conciertos didácticos a cargo de Jimena Palacios y Omar Salgado, además de que se llevaron a cabo diversas sesiones de escucha con la obra de los pianistas que integraron el programa de este 20 aniversario.

Durante septiembre y octubre se realizó un ciclo de cine con el nombre “Pianistas”, en el que se proyectaron 10 películas como Chopin, un amor imposible (2002), dirigida por Jerzy Antczak; El piano (1993), dirigida por Jane Campion; Gran piano (2013), dirigida por Eugenio Mira; El pianista (2002), dirigida por Roman Polanski; y La cambiadora de páginas (2006), dirigida por Denis Dercourt, entre otras. Este ciclo fue disfrutado por cerca de 300 personas.

Con la celebración de esta vigésima edición de En Blanco & Negro, el Cenart corroboró la supremacía de este instrumento que a lo largo de dos décadas ha protagonizado uno de sus festivales más exitosos.