jazzmexprov

V Festival Jazz-Mex, una edición que deleitó los sentidos

  • Algunos de los mejores exponentes del jazz nacional se presentaron del 1 al 15 de octubre en las Áreas Verdes y el Auditorio Blas Galindo
  • Jazz latino, blues, funk y otras vertientes del género sincopado sonaron en nueve conciertos de entrada libre

Cuando el Centro Nacional de las Artes publicó, a través de sus redes sociales, el cartel con los participantes del V Festival Jazz-Mex, los cibernautas comenzaron a saborear una edición que deleitaría los sentidos. En unos cuantos días la publicación alcanzó más de 5 mil 600 “Me gusta” y más de 6 mil 500 personas compartieron el programa integrado por nueve conciertos que se llevaron a cabo del 1 al 15 de octubre en las Áreas Verdes y el Auditorio Blas Galindo, con entrada libre.

De esa forma se confirma que el Festival Jazz-Mex cada vez tiene más seguidores que esperan su llegada y que el Cenart se consolida como una de las instituciones mexicanas que más impulso dan al género sincopado. En esta ocasión, participaron nueve agrupaciones que desarrollan las diferentes vertientes del jazz.

El festival inició el sábado 1 de octubre, a las 13:00 horas, con Resijazz, proyecto de la pianista mexicana Dulce Resillas en el que explora diversas sonoridades y presenta composiciones de su autoría en diferentes formatos musicales, desde el tradicional trío de jazz, pasando por quinteto, sexteto, hasta llegar a big band. Sus temas transitan por coloraciones funk, motivos afrocubanos, cubop, aires de bebop, resonancias hardbop, apuntes huapangueros y recitaciones de scat. Su disco Leitmotiv es la demostración de la pujanza del jazz que se ejecuta hoy en México.

Ese mismo sábado, pero a las 17:00 horas, se presentó el grupo Jazzfalto, una banda fundada en el año 2009 con la finalidad de recrear, promover y difundir el jazz mexicano, sobre todo el estilo conocido como jazz-fusión. Dentro de este concepto, Jazzfalto ha generado diversas composiciones originales que se nutren de géneros como rock progresivo, funk, blues, jazz latino, música afroantillana y música tradicional mexicana (mestiza e indígena), haciendo diversas fusiones y conformando un sonido propio.

El domingo 2 de octubre, a las 17:00 horas, el escenario fue para Nana Mendoza, cantante mexicana originaria de la Ciudad de México que comenzó su carrera en la escena del jazz cantando con agrupaciones como Big Band Jazz de México, Manzana de Jazz y la Big Band Jazz del Zinco, entre otras. También ha colaborado con artistas de música pop como Leonel García, Sin Bandera, Moenia y Ricardo Montaner.

El grupo de Gustavo Nandayapa tocó en el Festival Jazz-Mex el sábado 8 de octubre, a las 13:00 horas. Este baterista chiapaneco que experimenta con un sonido y búsqueda propia, ha hecho de su batería un elemento más armónico buscando crear atmósferas y texturas de manera solista. El grupo también está conformado por Jacob Wick (trompeta), Brian Allen (trombón) y Benjamín García (contrabajo).

Emiliano Coronel Band es el grupo que estuvo en el escenario el sábado 8, a las 17:00 horas. El líder de esta banda es considerado como uno de los bajistas y contrabajistas jóvenes más talentosos de México. Con solo 24 años ha logrado consolidarse en la escena del jazz nacional como un bajista versátil, virtuoso, con una voz propia y una esencia que se logra transmitir a través de cada nota. Se ha presentado en los festivales más importantes del México y en países como Rusia, Haití, Taiwán, España, Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá.

El domingo 9 de octubre, a las 13:00 horas, subirá al escenario el Alberto Medina Organ Trio, encabezado por el guitarrista Alberto Medina, quien durante el lustro en el que vivió en Nueva Orleans, Estados Unidos, incursionó en diferentes agrupaciones con formato de Organ Trio. En 2014 decidió formar este trío en México tras encontrar a los músicos adecuados para este proyecto: Roberto Verástegui (órgano) y Gabriel Puentes (batería). Presentarán composiciones originales con tintes de jazz tradicional y contemporáneo.

Ese mismo día, a las 17:00 horas, tocó el turno a Los Vecinos Latin Jazz, una agrupación que surgió de la necesidad de explorar nuevos mundos sonoros, fusionando música afrocaribeña, afroperuana, folklor mexicano, entre otras. Su sello único e inconfundible es el resultado del encuentro de sus integrantes, cuya identidad y estética musical está impregnada de ritmos y expresiones que van desde el jazz, el funk y ritmos afrolatinos, a la música de concierto. Es gracias a la constante búsqueda de un sonido fresco y diferente que la banda ha sido bien recibida por el público en diversos recintos.

También el domingo 9, a las 18:00 horas en el Auditorio Blas Galindo del Cenart, se presentó el Trío de Alberto Zuckermann, músico que desde los años 70 ha ofrecido recitales de jazz en las principales salas de concierto del país, como solista y con reconocidos músicos mexicanos, como el contrabajista Agustín Bernal y el baterista Félix Agüero. Ha participado en escenarios internacionales como el festival de Primavera de Budapest, Hungría; en el Hot Club de Lisboa, Portugal; y el festival Días de Jazz de Zagreb, Croacia. En 1984 fue considerado en el álbum antológico europeo International Jazz Junction. En 1998 lanzó su álbum Solo Zuckermann y en 2001 Dúo-Trío, ambos bajo el sello discográfico Global Entertainment, con la participación del contrabajista húngaro de fama mundial Aladar Pege, como invitado especial.

El concierto de cierre del V Festival Jazz-Mex se realizó el sábado 15 de octubre, a las 17:00 horas, a cargo de Los bronces, una agrupación de jazz-funk fundada en 2015 por el trompetista Jerzain Vargas. El mensaje del grupo es crear una sinergia de estados emocionales con los que el público se identifique, lo transporte a descifrar estados de paz, alegría, libertad, baile y vibra positiva.