alicia2

En Alicia, la explotación sexual es puesta bajo la mirada teatral

  • La dramaturgia de Jimena Mancilla y Patricia Hernández transforma el relato clásico de Lewis Carroll en una cruda reflexión sobre la trata de menores.
  • El Teatro Salvador Novo del Cenart albergará su temporada de estreno, del 15 al 30 de abril.

A partir de una serie de cuestionamientos sobre la esclavitud moderna y la necesidad de informar sobre una situación que afecta a miles de mujeres y niños en México y en el mundo, las creadoras escénicas Jimena Mancilla y Patricia Hernández se dieron a la tarea de crear el proyecto escénico Alicia.

Esta adaptación de Alicia en el país de las maravillas, del autor inglés Lewis Carroll, es la primera obra de La Madriguera, creaciones escénicas y audiovisuales A.C.* y en ella, su protagonista emprenderá un viaje a través del escalofriante mundo de la trata y la explotación sexual, convirtiendo su horrible realidad en un mundo de fantasía del que le será difícil escapar.

El viaje de Alicia por el mundo de las maravillas es tan sólo un pretexto para narrar muchas historias que, escondidas tras metáforas de flores, animales e insectos, ocultan verdades poderosas y moralejas profundas. Una niña llena de curiosidad, con mucha valentía e inocencia, persigue sus deseos sin detenerse a pensar a dónde la llevarán sus impulsos.

Las preocupaciones de Paty Hernández y Jimena Mancilla, directoras artísticas del proyecto, por el tema del tráfico de personas las impulsaron a escribir una obra, que más que proponer soluciones, abre preguntas en los espectadores; preguntas que llevan a la reflexión de nuestra postura como sociedad frente a hechos tan violentos.

En la actualidad continúa siendo peligroso para un niño emprender viajes de descubrimiento completamente solo. Las cifras de las niñas y niños perdidos, desaparecidos o secuestrados en el mundo alcanzan dimensiones preocupantes. La explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes es un tema de primer orden a nivel mundial.

Se trata de un negocio con grandes ganancias, equiparable al narcotráfico o a la venta ilegal de armas, por lo que las redes de corrupción son amplias. El tráfico para fines sexuales es la tercera actividad ilícita mundial más lucrativa, con ganancias de alrededor de 10 mil millones de dólares anuales.

“Hemos situado a Alicia en un contexto real y crudo, hemos transformado su viaje surrealista e imaginario en un viaje grotesco y cruel donde la fantasía y las metáforas prevalecen conservando las moralejas ocultas detrás de las historias de los diferentes personajes” comenta Jimena Mancilla.

Detrás de esta obra, llena de misterio, se encuentra una exhaustiva investigación realizada por las autoras, quienes también incorporaron en la dramaturgia historias reales de víctimas y victimarios de la explotación sexual.

“Alicia es una obra de teatro que surge a partir de una necesidad que va más allá de sólo informar; busca invitar al público a sumarse a las acciones globales en conjunto con grupos especializados y unidos por esta causa, que día con día, alcanza dimensiones preocupantes” explica Patricia Hernández.

“Acompañemos a Alicia en este viaje y descubramos con ella verdades que han estado allí todo este tiempo, pero que hemos decidido disfrazar por el temor de encontrarnos con la escalofriante realidad” agrega.

El elenco está integrado por Ximena Gutierrez Sástrias, Omar Sorroza, Fernando Villel, Kevin Carlock, Jimena Mancilla y Patricia Hernández, mientras que el diseño escénico corre por parte de Alan España y Caravana Workshop.

Alicia tendrá funciones del 15 al 30 de abril, los viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas, en el Teatro Salvador Novo del Cenart, ubicado en Río Churubusco 79 esquina calzada de Tlalpan colonia Country Club, cerca de las estaciones del metro Ermita y General Anaya. Estacionamiento gratuito.

Localidad $120, con descuento del 50% en taquilla al presentar credenciales vigentes de estudiantes, maestros e INAPAM.