camarenweb

Más de 9 mil 500 personas acudieron al Centro Nacional de las Artes para ver al tenor Javier Camarena cantar a Cri-Cri

  • La Secretaría de Cultura Federal organizó este concierto de entrada libre para presentar en México a quien es considerado como la sensación de la ópera mundial
  • El recital fue transmitido en vivo en una pantalla gigante colocada en la explanada Ángela Peralta del Palacio de Bellas Artes, así como a todo el mundo vía streaming

Más de 9 mil 500 personas acudieron este domingo al Centro Nacional de las Artes (Cenart) para escuchar a Javier Camarena, el tenor mexicano que actualmente es considerado como la sensación de la ópera mundial. En este concierto, organizado por la Secretaría de Cultura Federal, a través del Programa Nacional de Animación Cultural, Camarena interpretó un programa en el que rinde homenaje a Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri.

Las Áreas Verdes del Cenart fueron el escenario donde niños y niñas de todas las edades cantaron y aplaudieron al ritmo de la música del grillito cantor. Se escucharon canciones como La patita, Gato de barrio, Caminito de la escuela, Cochinitos dormilones, Ché araña, El chorrito, Pico Peñón, El comal y la olla, Jicote aguamielero, El ropavejero, Cucurumbé, Teté, El baile de los muñecos, Muñeca fea, La marcha de las canicas, La merienda, Canción de las brujas, Lunada, Di por qué, El ropero, Ojitos de cascabel, El calendario, La marcha de las letras, Negrito bailarín y El ratón vaquero.

Para que más gente pudiera disfrutar de este concierto, también fue transmitido en vivo en una pantalla gigante colocada en la explanada Ángela Peralta, ubicada a un costado del Palacio de Bellas Artes, en el Centro Histórico de la Ciudad de México; y vía streaming, a través de la página de la Secretaría de Cultura (www.cultura.gob.mx).

Acompañado de Guadalupe Paz, Ariadne Montijo y Diana Peralta, quienes interpretaron los coros de las legendarias “Tres Conchitas”, así como de una orquesta integrada por 20 músicos, Camarena explicó que todos los temas forman parte de su tercer álbum, titulado Javier Camarena canta a Cri-Cri.

El pasado mes de marzo, en el Metropolitan Opera House de Nueva York, el tenor interpretó el papel de Ernesto en la ópera Don Pasquale de Donizetti, donde durante sus presentaciones y gracias al entusiasmo del público, logró la hazaña de bisar (repetir, a petición de los oyentes, la ejecución de un aria) en tres ocasiones. De esta manera Camarena se convirtió en el primer tenor de la historia en los últimos 70 años del MET en bisar en dos producciones consecutivas. La primera fue en la producción de La Cenerentola, en 2014, cuando realizó dos bises.

En sus anteriores producciones discográficas, Camarena ha puesto al servicio de la música popular su cálida voz y calidad interpretativa. La prueba son los discos Recitales y Serenata, en los que como lo expresa él mismo, buscó en vez de la “canción de arte”, el “arte de hacer canción”, inspirado en los grandes compositores e intérpretes que, generación tras generación, nos identifican como mexicanos en todo el mundo.

Javier Camarena es originario de Xalapa, Veracruz. Inició sus estudios en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana y se graduó con honores de la Licenciatura en Música de la Universidad de Guanajuato. Fue ganador del Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, en 2004, e hizo su debut en un rol estelar como Tonio en La Hija del Regimiento, de Donizetti, en el Palacio de Bellas Artes.

En 2005 obtuvo el primer lugar en el Concurso de Canto Juan Oncinas, en Barcelona, España. Al año siguiente se integró al International Opernstudio, en Zúrich, bajo la tutela de Francisco Araiza.