lobo3

Exhibe Marcela Lobo la compleja sencillez del mundo

  • El Centro Nacional de las Artes presenta la exposición Lecturas del pasado: a través de objetos que pertenecieron a otros
  • A partir del 7 de mayo, la Galería Juan Soriano del Cenart exhibirá 45 obras inéditas y de reciente manufactura

El Centro Nacional de las Artes (Cenart) presenta, a partir del 7 de mayo, la exposición Marcela Lobo. Lecturas del pasado: a través de objetos que pertenecieron a otros, en la Galería Juan Soriano, donde se exhibirán 45 obras inéditas y de reciente manufactura de esta artista mexicana cuya obra refleja la compleja sencillez del mundo.

Se trata de una serie de cajas arte-objeto en las que a manera de un diario, la creadora registra sus experiencias y sentimientos con lo que encuentra en casas de antigüedades. Estas cajas que son como escenarios de un teatro de la memoria, está acompañadas con textos breves que redondean el sentido de la obra.

La investigadora en artes visuales Leila Driben explica que Marcela Lobo arma o combina los elementos iconográficos de tal modo que nos permite, como mirones intrusos que somos, inventar otros episodios, no solamente aquellos que leemos en los textos, pero hay otra probabilidad más y consiste en inventar, a modo de juego literario, nuevas historias.

“Vale consignar que la producción de Marcela Lobo posee, en algunos casos, claros rasgos surrealistas. Hablo de rasgos, no de decisivo enclave en ese movimiento que se prolonga hasta la actualidad. Así, por ejemplo, en La báscula, de la serie Control de peso, una balanza colocada en primer plano denota el enunciado, mientras a su lado hay un florero lleno de rosas y sobre él, un muñeco sin extremidades y un perro”, señala Driben.

La exposición Marcela Lobo. Lecturas del pasado: a través de objetos que pertenecieron a otros, está integrada por las siguientes series: Inocencia perdida, El tiempo pasa, Los años felices, Me casé tres veces, No se aceptan

quejas, Control de peso, Las ilusiones rotas, Creciendo, ¿Quién soy?, No hay marcha atrás, Farmacia boutique, En los años 60 no había apagones todos los días, Algunas de las Bellas Artes, Los viajes ilustran, Los temblores, El hijo que no llegó, Me va a salir pelo de ángel y Juegos de mesa.

Los muñecos y las muñecas abundan en la obra de Marcela Lobo. Ella justifica este aspecto diciendo en Recuerdos de la serie Inocencia perdida: “Jugué mucho de niña. Todo era divertido, pero las muñecas eran mi pasión. Después, las comiditas con lodo, pétalos y plantas”.

Y más tarde, en la misma serie, en un fragmento titulado Jardín interno, vuelve sobre el tema: “Las muñecas fueron artículo de primera necesidad en mi infancia. Jugué muchos años con ellas. Les daba de comer, las paseaba, arrullaba, cantaba; les platicaba y hablaba por las dos con unos diálogos maravillosos. También reíamos y llorábamos juntas. Fueron una gran compañía”.

Marcela Lobo (Ciudad de México, 12 de septiembre de 1959) tiene una trayectoria artística de más de 30 años, durante los cuales ha exhibido su obra en diversos estados de La República Mexicana, así como en países como Francia, Portugal, Estados Unidos y Guatemala.

La exposición Marcela Lobo. Lecturas del pasado: a través de objetos que pertenecieron a otros, permanecerá en exhibición hasta el 12 de julio en la Galería Juan Soriano de la Biblioteca de las Artes, de lunes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. La entrada es libre. El Centro Nacional de las Artes se ubica en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan, colonia Country Club, cerca de la estación del Metro General Anaya.