accordon

Accordone inaugura las actividades del Festival Internacional Cervantino en el Cenart

  • Accordone llegó al Centro Nacional de las Artes como parte de las actividades que el Cenart alberga en el marco de la 42 edición del famoso festival guanajuatense
  • El ensamble italiano presentó obras de Biagio Marini, Claudio Saracini, Cherubino Busatti, Giovanni Felice Sances, Claudio Monteverdi y Giovanni Stefani, durante su actuación en el Auditorio Blas Galindo

La música sacra, secular y tradicional de Accordone, el ensamble italiano cuya propuesta sonora abarca la etapa del Renacimiento al siglo XVIII, inauguró el martes las actividades del Festival Internacional Cervantino, que el Centro Nacional de las Artes alberga en el marco de su 42 edición.

El proyecto musical al que dan vida Guido Morini y Marco Beasley ofreció al público reunido en el Auditorio Blas Galindo un programa basado en una antología de música y poesía al viento, entre lo popular y lo culto en la Italia del siglo XVII.

La primera parte del recital en el Auditorio Blas Galindo reunió las obras Sonata a 3 sopra fuggi dolente core De Sonatas de la Iglesia, y Amante lontano della sua donna, De Aria, Madrigal y Corenti, de Biagio Marini; Quest’amore, quest’arsura De Le seconde musiche, de Claudio Saracini; Angela siete De Arie, de Cherubino Busatti, Cantada a voce sopra il passacaglie, Usurpator tirano De la Cantade, libro II, de Giovananni Felice Sances; Sì dolce è‘l tormento De IV scherzo delle ariose vaghezze, de Clauudio Monteverdi, Amante felice De Affetti amorosi, de Giovanni Stefani, así como una improvisación por parte de Guido Morini.

En tanto, la segunda parte del recital presentó las obras Stornelli, de la tradición pugliese; Tu bella ca lu tieni lu pettu tunnu; Como sencza la vita; Tarantella tapanella, de la ópera Solve et Coagula, de la autoría de Guido Morini; Lu passariello, canto tradicional pugliese; Tarantella I, II, III, de Marco Beasley, inspirado en la tradición napolitana; Fronni d’alia, un canto de auto anónimo de la tradición pugliese; y Lo guarracino, también de autor anónimo y correspondiente a la tradición napolitana.

Los instrumentos que utiliza el ensamble son originales de la época de la música que interpretan. De esta forma, durante el recital la audiencia pudoescuchar instrumentos como el violón, correspondiente a la época de los siglos XVI y XVII.

Si hay un elemento que distingue a Accordone es el uso de instrumentos originales, así como el elemento teatral que permea en su espectáculo, resultado de la impecable ejecución de Morini, y los músicos Rossella Croce y Elisa Citterio (violín), Fabio Accurso (laúd), Stefano Rocco (guitarra barroca) y Mauro Durante (tambores de marco), y la voz de Marco Beasley, quien engancha al público apenas aparece en el escenario.

 “Tener a Accordone en el Cenart es un gran lujo porque patenta su calidad mundial, además de poder tener contacto con ellos a través de una manera tan especial con la música de aquella época, y que nos recuerde que nuestra música popular no está tan alejada de lo que nos presenta el ensamble. En definitiva esta propuesta plasma una parte de las influencias de nuestra música popular latinoamericana”, opinó el compositor y musicólogo Marco Aurelio Alvírez.

Guido Morini y Marco Beasley fundaron Accordone en 1984, motivados por una gran pasión por la música previa a la de Bach, por los instrumentos originales y por un nuevo enfoque musicológico de los problemas de interpretación. En el corazón de su trabajo está la música italiana para voz y bajo continuo de los siglos XVI y XVII.

Inspirado en los valores, la poética y las capacidades de los primeros músicos, Accordone abre un nuevo camino al presentar obras que antes se consideraban agradables sólo para especialistas y musicólogos, poniendo especial énfasis en el elemento teatral: el concierto se transforma de un simple contenedor de piezas musicales, en un evento musical y dramático basado a menudo en un tema o una historia. Además, une la interpretación de música del pasado con composiciones de la nueva música vinculando el legado cultural del Renacimiento y el Barroco con la actualidad.

Guido Morini nació en Milán, se graduó en órgano y clavecín especializándose en música antigua y estudiando a profundidad las prácticas de bajo continuo e improvisación. Virtuoso del órgano y del clavecín, tal como los maestros di Capella del pasado que no sólo interpretaban música existente, sino que también la creaban para sus propios ensambles, este italiano hace revisiones y composiciones para Accordone, ideando conciertos, presentaciones, oratorios y música litúrgica.

Marco Beasley nació en 1957. Es hijo de padre británico y madre napolitana. Debido a su pasión por el canto se mudó a Bolonia donde tomó clases de Artes Escénicas en la universidad, enfocándose en música vocal del Renacimiento y del Barroco. El redescubrimiento de la rica tradición popular del sur de Italia de aquellos años (principios de los ochenta), provocó gran entusiasmo en él y contribuyó al desarrollo de su personalidad artística. Accordone se ha convertido en el núcleo de sus actividades, así como en el marco natural dentro del cual desarrolla nuevas ideas. Desde 2001 ha firmado todos los textos de las nuevas obras del ensamble.