soundtrack

Fusiona “Soundtrack. Cabaret fílmico” música y cine a través del benshi japonés

  • Soundtrack. Cabaret fílmico narra la historia de tres mujeres que se encuentran en Nueva York en espera de retomar sus respectivos viajes.
  • Este montaje es un espacio para la investigación sonora y musical, con base en la idea japonesa del benshi.

Soundtrack. Cabaret fílmico es un montaje en el que a partir de la idea japonesa del benshi, que narraba las primeras películas silentes, tres actrices y cantantes intervienen las películas: Casa Blanca, de Michael Curtiz; Ocho y medio, de Federico Fellini, y Bajo el peso de la ley, de Jim Jarmusch.

La historia de esta obra que presenta la compañía La Cumbancha (música y escena), narra el encuentro de tres mujeres que tras una tormenta en el aeropuerto de Nueva York esperan reiniciar sus respectivos viajes.

Las actrices Marissa Saavedra, en el papel de Claudia; Muriel Ricard, como Michelle, y Victoria Benet, quien actúa como Sofía, integran el elenco de esta puesta en escena en la que también destaca la participación de Alberto Rosas en el piano.

La saturación hotelera obliga a las tres mujeres a tener que compartir una habitación. Una de ellas, Michelle, pretende viajar a Nueva Orleans, donde acaba de salir de prisión su “chico malo” (Tom Waits), a quien tendieron una trampa y fue acusado de asesinato.

Sofía, otra de las chicas, es una mujer casada que se dirige a París para terminar un romance que inició hace unos meses con Rick (Humphrey Bogart), mientras que Claudia quiere visitar a su amiga Luisa en la Toscana, donde tuvo una aventura con Guido (Marcello Mastroianni), un complicado, pero divertido director de cine, esposo de Luisa.

El hilo conductor de esta obra es la interpretación de canciones de Nino Rota. Tom Waits, Georges Gershwin y Max Steiner, así como la ambientación y los efectos sonoros.

“Desde hace tiempo tenía la intención de hacer un ejercicio con los benshis. El  montaje de Claudio Valdés Kuri de El automóvil gris creo que fue lo primero que vimos en México sobre esta tradición japonesa que existe desde hace casi un siglo”, aseguró Luis Martín Solís, director de Soundtrack. Cabaret fílmico y quien junto con Alejandro Román son los autores de esta obra.

“Motivado por eso, hace unos años monté Variaciones sobre ensayo de un crimen, basada en la película de Luis Buñuel. Fue un trabajo realizado como parte de una clase de creación teatral que se impartía en Middlebury Colegge Vermont”, agregó Solís, quien también está a cargo de la iluminación.

“Después vino la idea de cómo tomar tres películas que fueran punto de partida para una nueva historia, y así fue como se realizó Soundtrack; sin embargo, en el camino fue la música lo que más me sedujo; parida por geniales compositores como Nino Rota, Tom Waits y Georges Gershwin”, indicó Solís.

Ante esto, agregó el director, buscó a actrices cantantes que interpretaran las canciones que forman parte de las bandas sonoras de las tres películas elegidas y de ahí tomó la idea para el título de esta puesta en escena.

El montaje es resultado de una coproducción del Festival Internacional de Arte Contemporáneo de León (FIAC) y La Cumbancha (música y escena), productora independiente de música y artes escénicas.

Soundtrack. Cabaret fílmico se presentará a partir del 28 de agosto y hasta el 14 de septiembre en el Foro de las Artes del Cenart. Las funciones serán los jueves y viernes, a las 20:00 horas, y los sábados y domingos a las 19:00 y 18:00 horas, respectivamente.

Solís es director de escena, coautor y director de los musicales: La vida no vale nada (2013), con obras del músico y cantante José Alfredo Jiménez; La luna te lo dirá (2011) con música de Gabilondo Soler y Soundtrack. Cabaret fílmico (2012).

Otros de sus montajes son El abrazo (2013), danza-teatro con Péndulo Cero; La Cenerentola (2013) ópera de Gioachino Rossini; La última bala (2012), de Javier y Antonio Malpica; Don Pasquale (2012) ópera de Gaetano Donizetti; El conejo y el coyote (2009) ópera de Víctor Rasgado y Minotastasio y su familia (2009) de Hugo Hiriart, entre otros.

En 2012 fue director invitado del Middlebury College Vermont (Estados Unidos), para dirigir las puestas en escena: El viaje superficial (2012), de Jorge Ibarguengoitia, y Los niños de Morelia (2011), de Víctor Hugo Rascón.

Es autor de los libros Gente que habla sola (monólogos y unipersonales); Interdisciplina escénica II, Antología de teatro para títeres, El teatro y la escuela y de dos números antológicos de la revista Máscara.

Alejandro Román, por su parte, es un dramaturgo egresado del Centro de Arte Dramático y Estudios Escénicos Especializados (Seki-Sano), de Cuernavaca, Morelos, quien en 2004 recibió una beca de la Fundación para las Letras Mexicanas.

Algunas de sus obras y premios son Fuera de Límites, ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera 2010, Ánima sola, Premio Nacional de Dramaturgia Víctor Hugo Rascón Banda 2010, De sangre caliente, Premio Nacional de Dramaturgia Wilberto Cantón 2009 y Aullido de mariposas, Premio Nacional de Dramaturgia Fernando Sánchez Mayans 2009.

Sus obras se han estrenado en foros de México, Estados Unidos, Canadá, Jamaica y Alemania.